Como desarrollar tu guardarropas

Como desarrollar tu guarda-ropa

Cubre lo básico. 

Al elegir prendas, asegúrate de tener prendas de color entero que puedas usar en una variedad de escenarios. Quieres un guardarropa con el que puedas tanto ir tanto a trabajar como salir a cenar sin tener demasiadas prendas que sean solo para un tipo de ocasión.

  • Por ejemplo, unos pantalones que te queden bien pueden hacerse más profesionales con una chaqueta y una blusa. Para una cena ligeramente más elegante, quita la chaqueta y añade una bufanda.
  • Como otro ejemplo, una falda hasta la rodilla de un color entero es apropiada para el trabajo con un color entero en la parte superior pero también podría funcionar para salir a almorzar con tus amigos si añades unos cuantos accesorios.

 

Elige uno o dos colores neutros para tus prendas de todos los días. 

Cuando se trata de la moda, los colores neutros básicos son el negro, el azul marino, los marrones, los grises y los tostados. Debido a que los colores neutros no tienden a combinar bien juntos en el mismo atuendo, elegir uno o dos y ceñirte a ellos te ayudará a crear más atuendos con menos prendas.

  • Compra prendas versátiles como faldas, pantalones, cinturones y abrigos en tus colores neutros elegidos.
  • El blanco también es técnicamente un color neutro pero puede combinarse con otros colores neutros.

 

 Compra teniendo en mente tu actual guardarropa. 

A menos que vayas a comprar atuendos completos al mismo tiempo, nunca compres una prenda a menos que sepas con qué la usarás. Antes de comprar una prenda, crea mentalmente uno o más atuendos usando esa prenda y prendas que ya tengas.

  • Aunque te guste una prenda, simplemente podría no encajar nunca en tu guardarropa si no es tu estilo usual, lo que significa que no la usarás.
  • Omitir este paso puede conducir a muchas prendas sin usar que simplemente se queden en tu armario.

 

 Deshazte de cualquier cosa que no uses. 

El primer paso para desarrollar un guardarropa no es comprar nada sino reestructurar lo que ya tengas. Revisa tu armario y busca las prendas que nunca uses. Eliminarlas hará que elegir buena ropa sea mucho más fácil.

  • Puedes vender tu ropa vieja en línea si te hace falta dinero.
  • Otra opción es donarlas a organizaciones benéficas. En algunos lugares, incluso puedes obtener un crédito en tus impuestos por la donación si obtienes un recibo. Algunas organizaciones recogen las donaciones, así que ni siquiera tendrás que ir a ninguna parte.
  • Considera publicarlas en las redes sociales. Muchas veces, tus amigos querrán las prendas que tú ya no quieras.

Consejos

  • Recuerda que lo más importante sobre elegir ropa es encontrar un aspecto que te guste a ti. No tienes que vestirte siguiendo la idea de otra persona sobre lo que es “favorecedor”.
  • Una buena forma de distinguir la ropa de diseñador verdadera de la falsa es ver si los patrones están emparejados en las costuras. Es menos probable que una copia tenga esto porque utiliza un trozo de tela más largo y consume más tiempo.
  • Ve a una tienda por departamentos o sastre si tienes problemas para determinar tu talla por tu cuenta.
  • Evita los atuendos con demasiados patrones y colores diferentes.